¿Cómo integrar proteínas de calidad en tu dieta?

¿Conoces los beneficios de consumir proteínas de calidad? 

Las proteínas son nutrientes esenciales que cumplen diversas funciones fundamentales en las células de todos los organismos vivos. No solo constituyen componentes estructurales de los tejidos, sino que también desempeñan un papel crucial en las funciones metabólicas y reguladoras del organismo. Existen múltiples fuentes de obtención de este nutriente esencial, pero no todos son iguales. En este artículo descubrirás qué son las proteínas de alta calidad y cómo integrarlas en tu dieta. 

¿Qué es una proteína de alta calidad?

Las proteínas de alta calidad, también conocidas como proteínas de alto valor biológico, son aquellas que contienen aminoácidos esenciales. Estos aminoácidos son fundamentales para el organismo humano, ya que no pueden ser sintetizados de manera autónoma por el metabolismo y deben ser adquiridos directamente a través de los alimentos que consumimos. 

De los veinte tipos de aminoácidos existentes, aproximadamente diez son considerados esenciales para la nutrición.

¿Qué podemos considerar como valor biológico?

El valor biológico de una proteína se refiere a la proporción de dicha proteína que es absorbida, retenida y finalmente utilizada por el organismo. En términos prácticos, este valor mide la eficiencia con la que el cuerpo puede aprovechar los aminoácidos esenciales presentes en la proteína. En consecuencia, cuanto mayor sea la calidad de la proteína, mejor será su valor biológico, ya que facilitará una absorción adecuada de los aminoácidos esenciales necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.

La nutrición desempeña un papel fundamental en la adopción de un estilo de vida saludable, ya que, si no proporcionamos los nutrientes adecuados a nuestro cuerpo, con el tiempo, comenzará a manifestarse de forma negativa en nuestra salud.

Para un bienestar general, las proteínas ocupan una de las posiciones más importantes gracias a sus nutrientes esenciales puesto que nos aporta, cuando lo incluimos en nuestra dieta diaria, un impacto muy positivo en nuestra salud digestiva.

¿Qué significa tener una buena salud digestiva?

Cuando la digestión de los alimentos es eficiente, el tránsito intestinal funciona de manera óptima, la microbiota se encuentra en equilibrio y las defensas del organismo son adecuadas, podemos afirmar que mantenemos una buena salud digestiva

Las proteínas de calidad y su importancia

Las proteínas son la base de construcción de nuestro cuerpo, como los ladrillos en una edificación. Son necesarias para crecer, arreglar y mantener nuestros tejidos y órganos, y tienen los siguientes beneficios para la salud digestiva:

  • Facilitan la digestión: cuentan con la propiedad de presentar una alta digestibilidad. Esto facilita su absorción en casi todas las funciones del metabolismo del cuerpo.
  • Aportan una sensación de saciedad: Las proteínas son conocidas por su capacidad para generar una sensación de saciedad. Al incorporar proteínas de calidad en tus comidas, puedes controlar mejor el apetito y evitar la ingesta excesiva de alimentos poco saludables.

Elegir alimentos con proteínas de calidad significa seleccionar aquellos que tienen todos los aminoácidos importantes para que nuestro cuerpo funcione de la mejor manera posible.

Existen dos tipos de proteínas: las de origen animal, que se encuentran en huevos, carnes, pescados y lácteos. Y, las de origen vegetal, presentes en granos, legumbres, semillas y frutos secos.

Cómo integrar proteínas de calidad en tu dieta

La clave de un consumo equilibrado y saludable de proteínas está en elegir y combinar bien los alimentos de los que se van a obtener. Lo ideal sería aumentar las proteínas de origen vegetal a como mínimo el 50% de las proteínas totales de la dieta. Las proteínas de origen animal se consideran más completas por poseer todos los aminoácidos esenciales en una proporción más adecuada, pero también generan mayor cantidad de residuos metabólicos y someten al cuerpo a un mayor esfuerzo para poder eliminarlos.

Sea cual sea nuestro consumo de proteínas, ingerir una cantidad adecuada de fibra es la mejor opción para nuestra salud, ya que contribuye a mejorar la microbiota. Ten en cuenta estos dos puntos clave:

  • Planifica comidas balanceadas: diseña comidas equilibradas que incluyan porciones adecuadas de proteínas, carbohidratos, grasas saludables, frutas, verduras, hortalizas, frutos secos y cereales integrales e intenta evitar los alimentos ultraprocesados y azúcares refinados.
  • Practica ejercicio. La práctica de ejercicio diariamente contribuye a fortalecer la salud ósea y potenciar los niveles de energía y resistencia física, mitigar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y obesidad y te ayudará a reducir la ansiedad y el estrés, además de mejorar la calidad del descanso. Dado que la ingesta de proteína es fundamental para la construcción y recuperación de la masa muscular en el contexto de la actividad física y el deporte, ¿a qué esperas para integrar las proteínas de calidad en tu dieta? 

Sigue leyendo...

Más artículos geniales

Kern Pharma A Tu Lado

Configuración de Cookies


Cerrar Mas información